La revista Condé Nast Traveler publica una ruta de establecimientos sin gluten de Madrid

ruta sin gluten por madridCada vez son más los celíacos diagnosticados y por consiguiente, también son cada vez más los establecimientos que ofrecen un menú sin gluten a sus clientes. En la revista Condé Nast Traveler han realizado un trabajo de recopilación de una lista de bares, restaurantes y hoteles de Madrid que pueda servir de guía a todos aquellos celíacos que decidan pasar unos días de ocio en la capital; pero también a todo aquel residente que acabe de ser diagnosticado y esté en busca de sitios en los que compartir buenos momentos y buena comida. Por su interés para nuestros lectores, reproducimos el amplio reportaje de esta publicación de refrencia para los viajeros dedicado a los mejores establecimientos para celíacos de Madrid.

PARA DESAYUNAR

El colectivo celíaco puede sentirse seguro si acude a desayunar unas barritas con tomate y aceite o mantequilla y mermelada al bar cafetería Celmart, un establecimiento que abrió sus puertas hace aproximadamente tres años, orientado específicamente al público intolerante al gluten. También ofrecen comidas y cenas y en su carta todos los platos cuentan con su versión sin gluten.

Otra opción para desayunar barritas con tomate o mermelada es Studios Boulevard, que comenzó su andadura en Madrid hace algo más de dos años y desde el principio incluyó una carta sin gluten en su oferta. Elaboran ellos mismos el pan para las barritas, así como el que sirven en las comidas y cenas en las que la gran mayoría de los platos son aptos para intolerantes al gluten: tostas, sándwiches, hamburguesas, raciones, montaditos, etc. Prácticamente todo lo que se nos ocurra está en su carta y además, también en opción sin gluten.

La cadena de cafeterías Starbucks es otra de las opciones para desayunar. Al haber gran cantidad de ellas por la ciudad es fácil encontrar una cerca. Dentro de su carta: varios cafés, chocolates, frapuccinos e infusiones no contienen gluten. Eso sí, hay que avisar a los camareros de la intolerancia para evitar la contaminación cruzada en la elaboración. También ofrecen brownie de chocolate y galletas de mantequilla y chocolate. Y la intención de la cadena es ir aumentando la gama de productos aptos para celiacos. Seguro que se lo agradecerán.

Quien esté de paso por el intercambiador de Moncloa debe saber que su servicio de cafetería Cafestore cuenta con bollería sin gluten para desayunar. Y los clásicos -y golosos- han de saber que no tienen porqué renunciar a desayunar un espeso y calentito chocolate con churros.

Muy cerca de la Plaza Mayor, Maestro Churrero les ofrece esta posibilidad desde hace unos meses. La iniciativa está teniendo muy buena acogida y gracias al boca a boca todos los días entra algún celíaco a homenajearse con un desayuno de ésos de antojo. Obviamente, utilizan una freidora en la que sólo preparan estos churros sin gluten. En cuanto al chocolate, el que sirven a todos los clientes es sin gluten, de manera que no hay opción al equívoco.

A MEDIA MAÑANA O MEDIA TARDE

Tanto los golosos como los que prefieren llevarse algo salado a la boca a esta hora en la que el estómago nos reclama atención pueden optar por acercarse a Confitería Marqués a por un pastel o una empanada. Todos sus productos son libres de gluten y artesanales. Además, también cuentan con productos para intolerantes/alérgicos a la leche, al huevo y a los frutos secos.

Comenzaron haciendo postres para una clienta con alergia a los frutos secos en su local de Gijón y poco a poco se fueron introduciendo en el mundo de las alergias y desde 2011 convirtieron su negocio gijonés en 100% sin gluten y sin alérgenos.

En febrero de 2014 fue cuando abrieron la confitería de Madrid. Una de las claves de su éxito es que no hacen sus productos pensando sólo en los intolerantes, sino que de su horno salen productos que pueden competir perfectamente con cualquiera de los que están hechos con trigo. Sus clientes agradecen también la presentación artesanal e incluso personalizada. Entre sus productos salados las empanadillas de bonito y las empanadas de pollo al curry son de las más demandadas.

En cuanto a lo dulce, las palmeritas de chocolate, las marquesitas y los brazos de gitano son un acierto seguro. Los bizcochitos de chocolate es el último producto que han añadido a su oferta y su objetivo más próximo es ampliar la gama de canapés salados. Dado que sirven a domicilio a cualquier localidad de la península los celiacos de fuera de Madrid también pueden disfrutar de sus productos.

Celicioso es otra pastelería especializada en productos sin gluten que está teniendo una acogida excepcional. Esta encantadora pastelería, en la que todos los productos son gluten-free, nace de la propia necesidad de su fundador: un joven al que diagnosticaron celiaquía a los 23 años. Aproximadamente 3 años después, cansado de las dificultades para encontrar productos de repostería de calidad, decidió que sería él quien los ofrecería.

Desde el principio tuvo claro que no quería un negocio que pareciera exclusivo para intolerantes al gluten. Quería ofrecer productos de calidad y con un sabor y textura que entusiasmaran a cualquier paladar. Y parece que lo ha conseguido porque sus clientes aumentan cada día, igual que su oferta, ya que van ampliando su oferta poco a poco. Las últimas incorporaciones son el coulant, los churros y próximamente las tostas de jamón estarán en su carta. También ofrecen productos salados como porciones de lasaña de carne y de verduras, tostadas de tomate, sándwiches y pan de molde de diferentes sabores.

Su buena fama ha llegado a oídos de otros establecimientos que han querido contar con los postres de Celicioso en su carta. Así, podemos encontrar algunos de sus postres en dos de los restaurantes Alfredo´s Barbacoa de Madrid (Conde de Aranda y Juan Hurtado), en Banzai Sushi y Oh bla bla!. Además, el hotel Only You ofrece un brunch todos los domingos a las 12:00, que incluye productos de Celicioso. Esta colaboración con Only You parece estar funcionando de maravilla pues en mayo se espera la apertura en común de un nuevo establecimiento de Celicioso en la calle Barquillo.

El nuevo local además de atender al público en general, también cubrirá las necesidades de los clientes del hotel que padezcan intolerancia al gluten. Algunos de sus productos más demandados por los clientes son su tarta banofee (plátano y dulce de leche) y su carrot cake.

PARA COMER O CENAR

Lo más complicado para los celiacos es encontrar restaurantes italianos que ofrezcan pastas y pizzas para ellos. Pero complicado no es imposible. Ginos ofrece a sus clientes una pequeña carta sin gluten que incluye varias opciones de pasta y pizza junto con opciones interesantes para los postres como el tiramisú o los profiteroles.

Pero es difícil encontrar amplias cartas sin gluten en los restaurantes de comida italiana. Una de las excepciones puede ser la pizzería Emma y Julia que, por un incremento de 2 € por plato, ofrece una de las cartas sin gluten más amplias dentro del sector de la comida italiana.

Si no el primero, sí uno de los pioneros entre los restaurantes italianos en ofrecer carta sin gluten es el restaurante Da Nicola, que comenzó a ofrecer platos aptos para celiacos hace la friolera de casi 11 años. Se adentraron en el mundo sin gluten prácticamente de forma casual, ya que el jefe de cocina del restaurante Da Nicola de la calle Orense comenzó a hablar con la presidenta de la Asociación de Celiacos de Madrid y, poco a poco, fueron investigando y probando recetas e incluyendo platos sin gluten en su carta. Hoy por hoy, ofrecen una muy extensa carta de productos sin gluten que incluye: entrantes, verduras, ensaladas, pizzas, pastas, carpaccios, pescados, carnes y postres.

Todos ellos al mismo precio que los productos de la carta normal. Además, es de los pocos restaurantes que ofrece menú del día sin gluten al mismo precio que el menú del día normal. Desde hace cuatro años cuentan con una cocina extra, aislada del resto y con sistema de ventilación independiente, donde elaboran ellos mismos tanto sus pastas como las masas de sus pizzas para evitar todo tipo de contaminación cruzada en el proceso.

Desde que comenzaron a incluir este tipo de productos han dedicado mucho esfuerzo y trabajo hasta dar con las recetas de pastas y masas de pizza que, además de seguras para los comensales celiacos, tengan un sabor y textura tan excelente como su oferta de productos con trigo. Además, también elaboran ellos mismos una buena parte de sus postres como la típica panna cotta, el tiramisú (salvo el bizcocho), el flan y la mousse.

Gracias al trabajo de todos estos años se han ganado la confianza del colectivo celiaco y en el 30 % de las mesas que sirven durante el fin de semana se encuentra alguno de ellos, llegando a atender a unos 10.000 celiacos al año. Los platos más demandados son cualquiera de las variedades de spaguettis (también tienen raviolis, risotto, lasañas, etc) y las pizzas en general.

Y hablando de pizzas, no podemos olvidarnos de otro restaurante en el que la gran mayoría de éstas cuentan con su versión sin gluten. Se trata de Pizzasana, un pequeño y acogedor local de estética cuidada en el que los clientes celiacos pueden elegir entre al menos 17 variedades de pizzas, casi una decena de ensaladas, algunas pastas, nachos, cremas y carnes.

Desde el mes de febrero la Pizzería Carlos incluye pizzas sin gluten en la carta de todos sus establecimientos, que en poco tiempo se han ido extendiendo por todo el país. También muchos de los establecimientos de Telepizza ofrecen 4 de sus famosas pizzas en modalidad gluten-free (4 quesos, carbonara, barbacoa y jamón y queso).

Encontrar hamburguesas aptas también es una ardua tarea para un celíaco. Los intolerantes al gluten amantes de las hamburguesas, pueden disfrutar de ellas en cadenas como Vips, McDonald's o Tommy Mel's ya que han incorporado una reducida pero segura carta sin gluten. En Tommy Mel's también pueden encontrar postres, batidos, helados y cremosos milkshakes.

Algunos de los restaurantes de Foster's Hollywood en Madrid también ofrecen hamburguesas sin gluten, además de sus famosas Bacon & Cheese Fries. Alfredo's Barbacoa es una buena opción para comer una hamburguesa sin temor a la presencia de gluten. También ofrecen costillas de cerdo, pollo a la parilla entre otros platos aptos para celiacos. La tarta de zanahoria de Celicioso es una de sus opciones para el postre.

Aquí también entra en juego de nuevo Pizzasana con su sección de Burgersana donde toda su carta de hamburguesas y carnes es apta para celíacos. Y además al mismo precio que las “normales”, algo que no ocurre en todos los restaurantes.

La original cadena de restauración Bus Station se unió hace tiempo al club de los establecimientos que intentan cubrir las necesidades de los clientes que padecen intolerancia al gluten. Para que puedan saborear y disfrutar de la comida fuera de casa con la seguridad de no consumir productos “contaminados”. Su carta no es muy amplia, pero la calidad de los productos cumple con las expectativas. En cuestión de postres cuenta con dos suculentas ofertas aptas para celiacos.

Y si se quiere acompañar nuestra comida o cena de buenas vistas, lo mejor es ir al Gourmet Experience de la terraza de El Corte Inglés de Callao. Allí se puede disfrutar de las hamburguesas sin gluten de Hamburguesa Nostra mientras se disfruta de una panorámica espectacular de la Gran Vía. Hamburguesa española con jamón serrano y queso manchego Hamburguesa española con jamón serrano y queso manchego

Si hablamos de sándwiches, estamos obligados a hablar de Rodilla, que ofrece productos sin gluten en su carta desde finales de 2012. Una iniciativa que les llevó a ganar en 2013 el premio “A tu Salud”, en la categoría Alimentación, que otorga el diario “La Razón”. Comenzaron con pocos artículos pero poco a poco han ido incorporando nuevas referencias, haciéndose eco de las peticiones del colectivo celiaco. Actualmente, además de sándwiches ofrecen bollería y varias opciones de snacking. El último en sumarse a su carta gluten-free ha sido el sándwich de pavo, queso cheddar y cebolla caramelizada. A pesar de contar con ofertas más elaboradas, lo más demandado es el clásico entre los clásicos: el sándwich de jamón y queso. Por supuesto, no se puede hablar de salir a comer o cenar fuera, sin incluir el tapeo.

El bar El Taller es especialista en ofrecer tapas aptas para celiacos como calamares a la romana, alitas de pollo, bienmesabe, gambones, huevos rotos, ensaladilla, patatas bravas, etc. Además de varias tostas en pan artesanal que también utilizan en su oferta de bocadillos gluten-free. Su carta para celiacos se completa con hamburguesas y una selección de postres caseros como pudin de canela y tiramisú. Carrillera con puré especiado de patata Carrillera con puré especiado de patata

Para disfrutar de cocina moderna y buen ambiente, los celíacos pueden acudir a cualquiera de los dos restaurantes de 80 Grados en Madrid. En ellos, la buena música se funde con la oferta culinaria que ellos llaman Gastro XS: grandes platos en pequeño tamaño. Se trata de un concepto diferente de restauración en el que no existen los primeros y segundos platos, sino que las comidas o cenas se componen del número de mini platos que cada comensal quiera.

Otra buena opción, sobre todo para turistas, pues es una parada obligada cuando se visita la capital, es La Cocina de San Antón. Se encuentra encima del mercado que lleva el mismo nombre, y los celíacos que se pasen por allí descubrirán, aparte de una carta que cuenta con varias opciones gluten-free, un escenario de cuidado diseño en el que los detalles cuentan. En esta peculiar cocina siempre hay un gran ambiente, como suele ocurrir en las cocinas de las casas cuando se organiza una comida de amigos y muchos de los invitados acaban de parloteo en esta estancia de la casa.

Puede parecer que una opción segura para los intolerantes al gluten es la comida asiática ya que en ella prima el arroz y el pescado crudo, pero realmente no es así. Existen condimentos y salsas que pueden contener gluten, por ejemplo la salsa de soja, que puede llevar trigo y levadura de trigo. Por eso, un celíaco debe tener cuidado a la hora de elegir un restaurante en el que degustar sushi. Uno de los locales en los que puede hacerlo tranquilo en Madrid es en Banzai. Un restaurante de comida japonesa con un toque de fusión en el que prima el respeto por el producto.

Y no podemos dejar de lado la cocina tradicional. Para disfrutar de ella sin preocuparse por el gluten los celiacos pueden pedir mesa en el restaurante Barandales, especializado en comida de León y Zamora. En su carta la tradición y la evolución dan lugar a platos como el pulpo a la sanabresa o el arroz meloso de setas con foie. Barandales, especializado en comida de León y Zamora Barandales, especializado en comida de León y Zamora

PARA ALOJARSE

Desde que la cadena Sol Meliá firmó un acuerdo de colaboración con la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE), algunos de sus hoteles Tryp disponen de menús para celíacos en sus restaurantes, por ejemplo el del Hotel Gran Meliá Fénix, el del Hotel Tryp Atocha o el del Hotel Tryp Alondras.

Eso sí, lo mejor es avisar al hotel tanto al hacer la reserva como al llegar al mismo. Desde que abrió sus puertas en septiembre de 2013, Only You Hotel & Lounge incluye en su carta el símbolo de la espiga de trigo para marcar los platos que pueden elaborar sin gluten. Sus huéspedes celíacos saben que pueden estar tranquilos desde el desayuno hasta la cena. Además, su objetivo va más allá de cubrir las necesidades de estos clientes ya que en la preparación de los platos gluten-free también buscan obtener la excelencia en el sabor.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS