banner gluten 728x90 animado

boton 

 

minilogo corvus no

feed nofacebook notwitter noapple noandroid nomail no

29 de julio de 2015
www.infoceliaco.com
El BNG pide en el Congreso reducir al 4 % el IVA de todos los alimentos sin gluten
18 de Marzo de 2014

diputadabngLa diputa del BNG en el Congreso de los Diputados, Rosana Pérez, ha presentado una Proposición no de Ley en la Cámara en la que insta al Gobierno a reducir el IVA al 4 % en los productos alimentarios sin gluten.

El Bloque ha hecho hincapié a la hora de presentar esta iniciativa en los problemas que padecen las personas celíacas, remarcando que esta dolencia afecta a un 1 % de la población y en el caso de Galicia la cifra en unos 25.000 enfermos.

Entre otros problemas, Rosana Pérez remarca el "elevado coste económico que tienen los alimentos sin gluten", ya que una persona celiaca gasta al año "un 328 % más" que otra que no padece esta intolerancia al gluten, lo que supone "uno 1.700 euros más al año" de media.

"En momentos como los actuales de grandes dificultades económicas para muchas familias, si por encima añadimos una dieta sin gluten, la situación económica empeora", ha lamentado la diputada nacionalista gallega.

La parlamentaria ha destacado que "el 80 por ciento de los alimentos comercializados en la UE contienen gluten porque se utiliza también como excipiente de adictivos o para preservar la humedad, entre otros muchos usos"; por lo que se ha lamentado de la falta de ayudas y de desgravaciones fiscales de la Administración, dado que el Ministerio de Hacienda, tras "mucha presión", "sólo accedió a rebajar el IVA al 4 % para el pan sin gluten, pero mantiene el 10 % del IVA para otros productos básicos".

A este respecto, el BNG ha explicado que en otros países europeos como Bélgica, Dinamarca y Francia existen ayudas económicas mensuales o desgravaciones fiscales destinadas a estas personas.

 
Denuncian problemas para acceder a menús sin gluten en los hospitales de Canarias
10 de Julio de 2015

cocina-de-un-hospital-600x438Arroz, yogur natural y, con suerte, un poco de pescado... se trata del menú más habitual y uno de los pocos al alcance de los muchos celíacos que cada día hacen uso de las cafeterías de los hospitales públicos de la isla de Tenerife.

La Asociación Celíaca de Santa Cruz de Tenerife (Acet) ha denunciado que ninguna de las dos cafeterías de los hospitales tinerfeños tienen productos específicos ni menús adaptados para celíacos. “Las personas con este problema que comen allí tienen que hablar con los camareros o los encargados para ver si les pueden preparar algo sobre la marcha, lo que no siempre ocurre”, critican desde Acet, donde además recuerdan que “la persona tiene que identificarse como celíaco, pedir un especial cuidado en la manipulación y unas mínimas condiciones de seguridad, ya que estas instalaciones no están inscritas como sitios colaboradores”.

El problema va más allá de las propias cafeterías de los centros hospitalarios, ya que también se han constatado situaciones de este tipo con la alimentación que se ofrece a los pacientes celíacos ingresados.

Por este motivo, personal sanitario experto en la enfermedad celíaca y la dieta sin gluten ha mantenido diversas reuniones e impartido charlas formativas a los nutricionistas del Hospital Universitario de Canarias (HUC), al objeto de consensuar un manual básico sobre la confección y elaboración de menús para estos pacientes.

Con el personal de La Candelaria, en cambio, Acet solo mantuvo una comunicación informal al respecto, pero periódicamente continúan produciéndose los mismos problemas denunciados tanto por la asociación como por usuarios celíacos. “Hemos tenido algunas quejas, pero tampoco tenemos capacidad para hacer visitas ni supervisar las instalaciones; y tampoco hemos elaborado estudios específicos”, subrayan desde la Asociación Celíaca de Santa Cruz de Tenerife, donde explican que “con la antigua concesionaria del servicio de cafetería y restaurante de ambos hospitales sí hubo contactos y se hicieron algunas peticiones, como tener pan sin gluten, que se puso en un momento determinado; pero realmente no hubo continuidad y en estos momentos no nos consta que haya productos específicos”.

Acet ha mantenido diversos encuentros con representantes de la Consejería de Sanidad y el Servicio Canario de la Salud, donde se han expuesto todos estos problemas, que hasta la fecha continúan sin resolverse. “Ni siquiera hay un censo ni un registro concreto de pacientes celíacos en Canarias”, recalcan desde la asociación, que periódicamente imparte talleres y cursos formativos sobre celiaquía y dieta sin gluten en centros sanitarios de la provincia.

La dirección del Hospital de La Candelaria (HUNSC) asegura que “está expuesta al público en las cafeterías información explícita de la presencia de los alérgenos de los productos ofrecidos, cumpliendo el reglamento de la UE que entró en vigor en diciembre de 2014”. “También el contrato administrativo vigente con la empresa concesionaria contempla en una de sus cláusulas que diariamente deberá estar incluido al menos un menú sin gluten con el mismo precio del menú autorizado”, subrayan las mismas fuentes.

 
Tener un familiar celíaco multiplica por 10 las posibilidades de padecer la enfermedad
24 de Julio de 2015

familiarceliacoAunque la enfermedad celiíaca no es hereditaria, existe una predisposición genética a padecerla ya que, según el jefe de servicio de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Universitario HM Montepríncipe de Madrid, Alfonso Barrio, el hecho de tener familiares celíacos de primer grado (padres o hermanos) multiplica por 10 las posibilidades de que se sufra la enfermedad.

Por esta razón, cuando se confirma un nuevo caso, los expertos aconsejan estudiar a los familiares cercanos aunque no presenten los síntomas típicos de la enfermedad, los cuales en niños pequeños se caracterizan por diarrea crónica, pérdida de peso, apatía o carácter irritable, abdomen hinchado y desnutrición.

Asimismo, los niños mayores y los adultos suelen tener menos manifestaciones y más leves, como falta de hierro, pérdida de apetito, talla baja, dolor abdominal crónico, estreñimiento, llagas en la boca, dolores articulares, dermatitis herpetiforme, alteraciones del esmalte dentario, fracturas inexplicadas, manifestaciones neurológicas, menarquía retardada e intestino irritable.

"Además, es muy importante descartar esta enfermedad en situaciones en las que es mucho más frecuente, como es el caso de niños con Síndrome de Down o diabetes tipo I", ha apostillado Barrio.

Estas declaraciones han sido corroboradas por la coordinadora de Pediatría del Hospital Universitario HM Montepríncipe, Matilde Velasco, quien, además, ha destacado la importancia de acudir al médico en cuanto se perciba alguno de los síntomas antes citados, ya sea en una persona adulta o en sus hijos.

En el caso de acudir con un niño al pediatra, prosigue, y una vez descartadas otras enfermedades con la que comparte síntomas, éste les derivará al Servicio de Gastroenterología Pediátrica.

También, ante una sospecha de intolerancia al gluten, le indicará un análisis de sangre para determinar los anticuerpos propios de la celiaquía. Así, si el resultado es positivo o no existe otra explicación para los síntomas, se realizará una gastroscopia con biopsia duodenal que permitirá confirmar el diagnóstico. "En algunos casos, cabe la posibilidad de obviar la biopsia, cuando los síntomas son muy característicos, los marcadores aparecen muy elevados en dos muestras de sangre distintas y el estudio de genes de riesgo es positivo. Confirmado el diagnóstico, se estudiarán a los familiares de primer nivel en busca de aquellos portadores de genes de riesgo, y en caso positivo, se procederá a realizarles el resto de estudios", ha apostillado Barrio.

Una vez diagnosticada la enfermedad, muchos padres experimentan cierto temor e inseguridad al pensar en eliminar definitivamente el gluten de la dieta de sus hijos. Sin embargo, una vez lo han asumido y comienzan a implementar esta medida, el doctor Barrio ha asegurado que "todos" refieren que ha sido "más fácil" de lo que pensaban. Y es que, el hecho de que un niño sea celíaco afecta en mayor o menor medida a toda la familia. El resto de miembros deben ayudar al afectado a entender en qué consiste la enfermedad y las consecuencias que esta tendrá a lo largo de su vida. "Además, es importante no ocultar la enfermedad, e informar a todas las personas del entorno sobre las características de la misma", ha explicado Velasco.

 
Ice Cream Factory lanza nuevos helados sin gluten
24 de Julio de 2015

heladossinglutenIce Cream Factory acaba de presentar las novedades de su catálogo de helados de cara al verano, elaborados sin gluten entre sus ingredientes, en sus líneas de co-branding con Hero y Central Lechera Asturiana.

Dentro de la línea Hero, la lanzado nuevas recetas de sorbete con palo: Fruta Polar Cocktail, que integra sorbete con naranja, sorbete con fresa, helado de agua con limón y sorbete con piña; y Fruta Polar Frutos Rojos. Ambos son sin gluten.

En la línea de Central Lechera Asturiana, las novedades son ChocoBomb, helado sabor a vainilla con relleno al cacao, recubrimiento al cacao y trocitos de almendra caramelizada (sin gluten), y Sandwich Vainilla y Chocolate, que integra helado sabor a vainilla y helado sabor a chocolate con galletas.

 
La sensibilidad al gluten es más frecuente que la celiaquía
28 de Julio de 2015

sensibleglutenceliacoDe todos es conocido que ser sensible al gluten y ser celíaco no es lo mismo. La sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC) es una forma de ser intolerante al gluten diferente de la enfermedad celíaca. Comparten algunas características, como la presencia de síntomas intestinales y extra intestinales multisistémicos (que en la SGNC se inician pocas horas o días después de ingerir alimentos con gluten) y también es más frecuente en mujeres.

De acuerdo con los últimos estudios disponibles, se trata de una de las intolerancias más comunes, ya que se estima que la sensibilidad al gluten es mucho más frecuente que la enfermedad celíaca (la cual afecta al 1 % de la población).

Para su tratamiento, los expertos aseguran que, al igual que los celíacos, es fundamental seguir una dieta libre de gluten. Sin embargo, a diferencia de la celiaquía, en que la dieta sin gluten debe seguirse de forma estricta durante toda la vida, a día de hoy se desconoce qué enfoque deberían seguir los pacientes con SGNC en relación a la dieta, ya que la sensibilidad al gluten puede ser en muchos casos un trastorno temporal, es decir, que no necesite una dieta sin gluten muy estricta y que probablemente no tenga que llevarse a cabo de por vida.

Según el profesor de la Universidad Politécnica delle Marche de Ancona de Italia, Carlo Catassi, “el diagnóstico de la sensibilidad al gluten no celíaca no debería estar basado únicamente en un criterio de exclusión. Tanto la comunidad científica como la médica sienten la necesidad de establecer unos protocolos estandarizados y comparables que guíen a los profesionales sanitarios cuando sospechen de la presencia de sensibilidad al gluten no celíaca en el diagnóstico. De hecho, el diagnóstico debe ser claro y definitivo antes de recomendar una dieta sin gluten estricta al paciente”.

Ahora, gracias al análisis y a la comparación entre más de 26 estudios científicos, los expertos elaboraron un protocolo de diagnóstico de dos fases que van más allá de la exclusión de la enfermedad celíaca y la alergia al trigo. De este modo se ha llegado a la identificación concluyente de un paciente “que responde” a la dieta sin gluten y se ha llevado a cabo la medición de los efectos de la ingesta de gluten después de una dieta libre de gluten.

Según cuenta Estetic,com, para disipar cualquier duda de la comunidad científica relativa al efecto placebo, a la hora de resolver los síntomas de un paciente con sensibilidad al gluten no celíaca, los expertos han creado un estricto protocolo de diagnóstico: el estudio cruzado de doble ciego controlado mediante placebo. Este modelo consiste en que los pacientes que han superado el primer paso del diagnóstico tomen durante una semana y de forma diaria un preparado que contenga 8 gramos de gluten o una sustancia inerte (placebo).

Ni los médicos ni los pacientes saben qué producto ha sido administrado, lo que significa que el estudio es "doble ciego". Al cabo de una semana de “limpieza”, durante la cual no se administra ningún preparado, se vuelve a dar durante otra semana el producto que no se había ingerido previamente (si durante la primera semana se tomó gluten esta vez se tomará placebo y viceversa), esto significa que el estudio es "cruzado". Al final del periodo de prueba se realiza, la apertura de los códigos (para saber qué preparado tomó cada paciente durante cada semana).

El estudio de los resultados obtenidos de cada paciente nos dará una más que razonable certeza científica sobre el diagnóstico de la sensibilidad al gluten no celíaca.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 274

familia offface offrestaurantes offguiaviaje offmanual off

logo peque infoalergico

estadísticas zona privada

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información.

Acepto las condiciones