Denuncian un fuerte incremento de casos de intoxicación grave en celíacos

La Asociación de Celíacos de Cataluña ha detectado una serie de intoxicaciones graves en personas celíacas debido al consumo de alimentos elaborados sin seguir los adecuados protocolos de manipulación en las cocinas de restaurantes, hoteles y obradores, que garantizan la ausencia de contaminación cruzada.

La presidenta de esta organización, Olga Cuesta, ha denunciado que se ha constatado un incremento de un 600 % de incidencias en los últimos dos años, desde que se aprobó el Reglamento europeo que puede "confundir" a los elaboradores. Cuesta ha explicado que en muchos establecimientos, ya sean restaurantes o elaboradores, se hacen servir productos sin gluten como materia primera, "pero no se tiene en cuenta los protocolos de seguridad alimentaria en la cocina sin gluten", lo que puede causar contaminación cruzada e intoxicaciones.

Esta asociación tiene constancia de la intoxicación grave que sufrieron dos niñas recientemente y que debieron ser hospitalizadas, "una de ellas casi sin pulso", debido a que habían consumido productos de un obrador que no había seguido los protocolos de elaboración, por desconocimiento.

La actual legislación de etiquetas de productos alimentarios obliga a declarar 14 alérgenos si son el ingrediente principal, pero no a declarar las trazas de estos alérgenos, por lo que se pueden encontrar productos en el mercado que contienen gluten pero sin ninguna referencia en la etiqueta, ha informado la Asociación.

De hecho, el Reglamento europeo 828/2014 "permite la inclusión de la leyenda 'fabricado específicamente para celíacos' en alimentos de hasta 100 ppm (partes por millón), cuando el umbral de seguridad para un celíaco, según los científicos, es de 20 ppm, lo que puede provocar intoxicaciones graves", ha indicado la presidenta de la asociación.

Las intoxicaciones se pueden manifestar de forma rápida en las personas alérgicas al gluten, pero en otros casos no se manifiestan y las trazas de los alérgenos pueden ser "letales a medio-largo plazo para un paciente celíaco no sintomático, ya que el consumo de más de 50 miligramos de gluten al día ya causa la destrucción de las vellosidades intestinales", ha añadido Cuesta.

Esta destrucción afecta a la capacidad de absorber los nutrientes de los alimentos y puede provocar el desarrollo de patologías graves asociadas a la celiaquía, como fatiga, pérdida de peso, infertilidad, depresión y osteoporosis, entre otras enfermedades.

Según la asociación, el 40 % de los celíacos catalanes transgrede la dieta estricta sin gluten, aunque reconocen que el 75 % de estos casos son involuntarios y se deben a ingestas de alimentos contaminados durante su elaboración por parte de hosteleros, restauradores y obradores.

Cuesta ha anunciado la puesta en marcha de una campaña para sensibilizar sobre la importancia de las buenas prácticas en la elaboración de productos sin gluten; a la vez que criticaba la "banalización" de la tendencia de muchas personas que siguen una dieta sin gluten porque creen que es más saludable, y recomendaba huir "de los intrusos y 'gurús' que las recomiendan sin ningún apoyo científico".

En este sentido, la presidenta del Colegio de Dietistas Nutricionistas de Cataluña, Nancy Babio, ha explicado que "la moda de las dietas sin gluten puede perjudicar a las personas que no padecen la enfermedad celíaca y no deben recomendarse". Babio ha precisado que los productos elaborados sin gluten no son bajos en calorías, sino todo lo contrario, ya que incluyen más grasas, azúcares y sal para conseguir que tengan un gusto y sabor agradables, por lo que no contribuyen a la pérdida de peso.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS