Lanzan un chorizo sin gluten, sin grasa, sin aditivos, e incluso sin carne

La moda del ‘sin’ parece haber llegado a los productos cárnicos, hasta el punto deque una compañía asturiana acaba de lanzar un Chorizo sin colesterol, sin grasa, sin aditivos, por supuesto sin gluten... e incluso sin carne.

Se trata de una nueva línea de embutidos quela compañía asturiana El Cuco lanzará próximamente al mercado la marca Bienastur.

«Un chorizo para veganos puede sonar raro, pero hay que adaptarse al mercado», ha afirmado Petronio González, jefe de producción de Bienastur, cuyos especialistas ensayan la producción de un embutido elaborado a base de proteína vegetal como único ingrediente. «La investigación está avanzada. Ya sabemos cómo hacer la emulsión y ahora estamos probando qué tipo de aceite es más conveniente», detalla el industrial.

Regra 3 es uno de los dos proyectos que desarrollan desde El Cuco en colaboración con Asincar y la Universidad de Oviedo. Además, la compañía ha puesto en marcha otro proyecto de I+D que busca alternativas para reducir la grasa e incorporar omega 3 al embutido tradicional asturiano. «Lo difícil es sustituir la textura y el sabor que tenemos ahora por las grasas buenas», ha explicado González al diario El Comercio.

González confía en que ambos productos estén en el mercado a principios de 2018. «O innovas o te quedas atrás», es la máxima que impera en la empresa, que actualmente cuenta con seis investigadores en plantilla.

La compañía se embarcó en esta línea de I+D hace trece años, cuando apostaron por eliminar los alérgenos de sus productos. «Empezamos por el gluten porque los celíacos representaban un mercado potencial mayor. Después quitamos la soja y la lactosa», ha explicado el jefe de producción.

En 2016, la apuesta se extendió a la eliminación de aditivos, aunque con la aspiración de volver a la receta tradicional de aquellos embutidos que el fundador de la compañía, Manuel Suárez, comenzó a vender hace medio siglo en su puesto familiar de El Fontán.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS