Harina de konjac: el ingrediente secreto del pan sin gluten que no engorda

El Lo-Dough, todavía no ha aterrizado de manera off-line en España, pero ya se puede conseguir de forma on-line. Se trata de  una masa de pan que suma solo 39 calorías por 100 gramos, con un porcentaje bajísimo de carbohidratos y muy alto de fibra, apta para intolerantes al gluten, y sin grasa ni rastros de soja o frutos secos.

La masa de este pan revolucionario basa su fórmula en agua, la fibra de trigo -apta para intolerantes al gluten-, clara de huevo, cáscara de Psyllium en polvo -una gran fuente de fibra-, sal y… harina de konjac.

El konjac es una planta que crece en el sudeste africano y en Asia. En China y en Japón su uso medicinal se remonta 2000 años, por los múltiples beneficios que sus habitantes obtenían incluyéndola en su dieta habitual. Entre sus beneficios destaca que, además de tener muy pocas calorías, al ser una fibra alimentaria, el glucomanano (o harina de konjac) se hincha cuando entra en contacto con el agua, lo que aumenta la sensación de saciedad.

De esta manera se convierte en un producto ideal para las dietas de control de peso y para combatir la obesidad; pero es que, además, ayuda a mantener niveles de colesterol saludables, y tiene un efecto positivo en personas con diabetes del tipo 2, ya que reduce el aumento de los niveles de azúcar que se producen tras las comidas.

Su alto contenido en fibra regula el tránsito intestinal, de tal manera que el pan que se obtiene de esta harina aporta 10 veces más fibra que una barra de pan blanco tradicional.

Según Pilar Vela, asesora de nutrición del Royal Hideaway Sancti Petri, “el konjac es un alimento que tiene muchos puntos a favor. Para empezar, el hecho de que se cultive principalmente en los campos y montañas de Asia, entre otros lugares, hace que no esté sometido a tanta contaminación".

Tomar konjac supone un aporte de fibra y minerales, así como aminoácidos y ácidos grasos poliinsaturados, por lo que resulta perfecto para determinadas dietas por su poco aporte calórico, puesto que es una fibra que incrementa su tamaño de 100 a 300 veces al absorber agua.

"Es un producto saludable que, además, resulta bastante polifacético y fácil de combinar con otros muchos ingredientes. Y es de destacar que, al no contener gluten, es perfecto para celíacos”, ha explicado la experta.

En Europa, el konjac está prohibido en la “confección de gelatinas”, pero esa restricción no se aplica a nuestro pan protagonista y a todos los derivados. En nuestro continente, el konjac está autorizado para ser usado como aditivo, y su prohibición se levantó “al descubrir todos los beneficios para la salud del uso adecuado de esta sustancia en la industria de procesamiento de alimentos”, explica Tiziana De Pas, doctora en Derecho Comunitario.

Además, el konjacse puede encontrar en otros productos tales como arroz, espaguetis, tallarines, macarrones, láminas para hacer lasañas, fideos…etc.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS