Aunque uno de cada cinco menús escolares del País Vasco suspende los requisitos dietéticos mínimos, el cien por cien de los mismos analizados por la organización de consumidores Eroski Consumer incluye opciones para niños celíacos. Entre las principales conclusiones del estudio destaca que se abusa de los productos precocinados y de losmenusescolarvasco dulces.

Durante dos semanas, un equipo de nutricionistas ha analizado los menús diarios de 32 centros educativos de las tres provincias vascas. Once de los centros vascos analizados logran una calificación de bien, aunque uno de cada cinco suspende y el resto se queda en el aprobado. Las razones es que en seis se abusa de productos como sanjacobos, empanadillas, croquetas o hamburguesas, en cuatro incluyen demasiados dulces, dos no ofrecen verdura ni pescado con la frecuencia exigida, y en otro se olvidan de las legumbres.

Álava es la única provincia casca que no suspenden en ninguno de los menús analizados, gracias a que todas las comidas cumplen los requisitos dietéticos básicos de frecuencia de consumo de verduras, legumbres, pescados y fruta. Los menús alaveses se mantienen a cierta distancia de las comidas analizadas en Guipúzcoa y Vizcaya, que hacen equilibrios entre el regular y el aceptable. Aunque en cada provincia tienen sus deficiencias, las dos coinciden en ofrecer yogures y otros alimentos lácteos (como por ejemplo las natillas) con mayor asiduidad que la fruta fresca, cuando esta debe ser el principal alimento de elección.

Los nutricionistas tuvieron muy en cuenta las recomendaciones de la Guía de comedores escolares del Ministerio de Sanidad que establece un mínimo de una vez por semana de verdura, legumbre y pescado fresco o congelado no precocinado en los menús, además de no repetir más de dos veces en una misma semana la presencia de precocinados y dulces; y el ofrecer fruta fresca, como mínimo, un par de veces a la semana.

En el estudio, realizado en 2008, el precio medio diario de los centros vascos era de 4,6 euros. Sin embargo, en tres años esa cantidad ha aumentado un 13 %. Destaca además que en uno de cada dos centros vascos analizados se ofrecen descuentos y subvenciones a las familias.

Destaca en el estudio el hecho de que todos los centros estudiados en el territorio vasco se preocupan por atender las necesidades especiales de todos sus alumnos en cuestiones de alimentación. Así, los 32 adecúan sus menús a aquellos niños con problemas de celiaquía, colesterol, alergias, diabéticos, obesidad o pequeños que tienen prohibidos ciertos productos por sus convicciones religiosas (musulmanes) o culturales (vegetarianos). Además, mensual o trimestralmente facilitan los menús a los padres de los alumnos por escrito tal y como exige la normativa vigente.

Instituciones