Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los celíacos.

Una dieta baja en gluten provoca cambios en el microbioma intestinal

La adherencia a una dieta baja en gluten se ha vuelto cada vez más común en la población general, sin embargo, aún no están claros los efectos de una reducción de los alimentos ricos en gluten, incluidos los cereales de trigo, cebada y centeno, en adultos sanos.

Y es que según las conclusiones de un reciente estudio, en comparación con una dieta alta en gluten, una dieta baja en gluten induce cambios moderados en el microbioma intestinal, además de reducir el ayuno y la exhalación de hidrógeno posprandial, conduciendo a mejoras en la hinchazón autoinformada, lo cual viene a decir que mejora la salud de los celíacos, evitando los gases y las flatulencias, pero también en la de los no celíacos que han decidido seguir una dieta sin gluten.

De esta manera, según las conclusiones del estudio, estas observaciones sugieren que la mayoría de los efectos de una dieta baja en gluten en adultos no celíacos pueden deberse a cambios cualitativos en las fibras dietéticas.

El estudio, realizado en Dinamarca, consiste en un ensayo cruzado, aleatorizado y controlado en el que participaron 60 adultos daneses de mediana edad sin trastornos conocidos con dos intervenciones de 8 semanas que compararon una dieta baja en gluten (2 g de gluten por día) y una dieta alta en gluten (18 g de gluten al día), separados por un período de lavado de al menos seis semanas con la dieta habitual (12 g de gluten al día).

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Investigación