Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los celíacos.

Menos del 15 % de los celíacos tienen niveles adecuados de vitamina D

Menos del 15 % de los pacientes celíacos adultos en España mantienen valores séricos normales de 25-OH-vitamina D (calcifediol), una deficiencia que en pacientes con síndrome de malabsorción es debida a la disminución en la absorción intestinal de vitamina D.

 

Los especialistas explican que la reducción en la capacidad de absorción de vitamina D a nivel intestinal siempre debería ser considerada a la hora del manejo de los pacientes con síndrome de malabsorción, sin olvidar que en numerosas ocasiones puede cursar con pocos o ningún síntoma clínico objetivo.

La deficiencia de calcifediol es considerada como una de las causas principales de baja densidad mineral ósea, de forma que más del 50 % de los pacientes con enfermedad celíaca pueden presentar disminución de la densidad ósea en el momento del diagnóstico.

Habitualmente, al mantener la dieta sin gluten durante un tiempo prolongado, la densidad ósea tiende a normalizarse, y en paralelo, la intolerancia a la lactosa es frecuente en pacientes celíacos, por lo que es común que haya una restricción de productos lácteos en estos pacientes, lo que podría empeorar la deficiencia de calcifediol de origen dietético, que representa entre el 5-10% del total.

En concreto, el 100 % de los pacientes celíacos mayores de 50 años tienen una ingesta de vitamina D inferior a los valores de referencia normales para su edad.

Si bien existen en el mercado otros suplementos como el colecalciferol (vitamina D3), algunos consensos y guías recientes ya recomiendan el uso de calcifediol (25-hidroxi vitamina D) en pacientes con malabsorción.

En este sentido, se ha demostrado que la absorción intestinal de calcifediol es más eficaz que la de colecalciferol, y se absorbe a través de la circulación de la vena porta, mientras que la captación de colecalciferol es más compleja al producirse a través de la vía linfática.

Estas diferencias pueden contribuir parcialmente a una mayor biodisponibilidad global del calcifediol en el organismo.

Además, la mayor potencia del calcifediol frente al colecalciferol hace que, con la misma dosis, se consiga un mayor aumento de niveles séricos de 25-hidroxi vitamina D.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Investigación