Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los celíacos.

Demuestran que la calidad nutricional de los alimentos sin gluten es menor, a pesar de ser más caros

Un grupo de investigadores de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira y Virgili (URV) junto con estudiantes del grado de Nutrición han evaluado el precio y la calidad nutricional de los productos con y sin gluten a través del algoritmo en el que se basa el Nutri-score.

 

En cuanto a los precios los productos sin gluten pueden ser hasta cuatro veces más caros, mientras que la calidad nutricional de alimentos sin gluten a base de cereales puede llegar a ser inferior respecto a sus análogos con gluten. Así lo sugieren los resultados recientes de un estudio realizado por dietistas-nutricionistas de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira y Virgili (URV), publicado en la revista científica Food and Function.

La evidencia existente muestra que la composición nutricional de los productos sin gluten varía con respecto a sus análogos, y de hecho, estas diferencias se notan comparando la información nutricional del etiquetado obligatorio: contenido calórico, grasas totales y saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal. Sin embargo, la población no suele comprender correctamente esta información nutricional que provee el etiquetado nutricional obligatorio.

En este sentido, en los últimos años la investigación científica ha sugerido que el uso de etiquetados frontales ayudaría a los consumidores a identificar la calidad nutricional de los productos y de esta manera contribuiría a mejorar su cesta de la compra. Según los autores del estudio, «uno de los etiquetados que ha demostrado ser más efectivo en ello es Nutri-Score».

El algoritmo del sistema Nutri-Score se basa en el contenido nutricional por cada 100 gramos de alimento. Esta puntuación permite clasificar a los alimentos en cinco categorías diferentes que van de la letra A a la E, siendo la primera de color verde y la última de color rojo, representando así una mejor o peor calidad. El uso del etiquetado frontal para el consumidor permite comparar los productos alimentarios de una misma categoría en función de su calidad nutricional.

El objetivo de este trabajo ha sido comparar la calidad nutricional de 358 productos sin gluten respecto a 358 análogos a través del algoritmo Nutri-Score,aunque también se ha comparado el precio entre ambos grupos y si existía correlación entre calidad nutricional y el precio en cada uno de los grupos y categorías de alimentos estudiadas.

Los resultados sugieren que la calidad nutricional de los productos sin gluten, en su mayoría, es menor a la de sus análogos con gluten, especialmente en el caso de las pastas, el pan de molde y la mezcla de harinas... y sólo algunos productos sin gluten (galletas rellenas de chocolate, cruasanes y tostadas) han mostrado tener una mejor puntuación que los mismos productos con gluten. Sin embargo, esta mejor calidad de los productos sin gluten no implica que sea un alimento saludable, ya que, estos casos incluyen productos que se encuentran en las categorías C, D o E, según el algoritmo ">Nutri-Score.

Por lo que respecta al precio, éste es consistentemente mayor en los productos sin gluten llegando a cuadriplicar el precio respecto a sus análogos. En la mayoría de los casos, el precio de los productos no se correlacionó con una mejor calidad nutricional, es decir, que productos más caros no implicaban tener un mejor perfil nutricional.

El grupo investigador destaca la importancia de seguir una dieta sin gluten saludable en caso de padecer celiaquía, alentando a consumir más alimentos que por naturaleza propia no contengan gluten, como legumbres, frutas y verduras, y también cereales integrales, como el arroz, el maíz, el trigo sarraceno, el mijo y la quinoa. De esta manera, se conseguiría un mayor aporte de fibra y nutrientes beneficiosos previniendo posibles enfermedades y deficiencias.

Finalmente, el análisis de estos productos mediante el etiquetado Nutri-Score «permitiría al consumidor detectar rápida y fácilmente la calidad nutricional, y al mismo tiempo esto alentaría a los fabricantes a mejorar la calidad nutricional de los productos sin gluten» afirman los autores del estudio.

Por el momento, dado que muchos de estos productos procesados y envasados sin gluten tienen una baja calidad nutricional, deberían consumirse solo ocasionalmente en una dieta balanceada sin gluten.

El trabajo ha sido realizado por las dietistas-nutricionistas Sara de las Heras-Delgado, Adoración de las Nieves Alías-Guerrero y Esther Cendra-Duarte, bajo el liderazgo de Nancy Babio, profesora y coordinadora del Grado de Nutrición Humana y Dietética de la URV, e investigadora del CIBEROBN y del IISPV, y Pablo Hernández-Alonso, del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga. Ambos investigadores pertenecientes a la Unidad de Nutrición Humana de la URV dirigida por el catedrático Jorge Salas-Salvadó han colaborado en esta investigación con Esther Roger y Elisenda Vílchez, ambos miembros de la Associación de Celíacos de Cataluña.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Investigación