La Asociación de Celíacos de Euskadi apuesta por la inclusión normalizada en el aula de los alumnos celíacos

La Asociación de Celiacos de Euskadi (EZE), ha puesto en marcha una campaña de formación y sensibilización en los centros escolares con la que pretende favorecer la inclusión normalizada en el aula de los alumnos celíacos, ofrecer al profesorado y personal de los centros herramientas útiles para abordar las dietas sin gluten y concienciar a los propios alumnos de que pueden existir compañeros con necesidades nutricionales específicas.

La elaboración de menús específicos para celíacos es obligatoria en los comedores escolares, sin embargo, la asociación de celíacos ha detectado diferentes situaciones en las que la celiaquía resulta un tanto desconocida en el entorno del alumno celíaco, con el riesgo que supone para su salud, según han explicado desde la asociación de celíacos vasca.

La directora de EZE, Mireia Apraiz, ha explicado que cada vez se organizan en los centros más actividades relacionadas con la comida, tales como cumpleaños, chocolatadas, chistorradas, talleres para hacer pan, por lo que desde la organización consideran que, en este contexto, es necesario tener en cuenta la enfermedad celíaca.

Por ello, la asociación acudirá a todos los centros vascos que lo soliciten para ofrecer charlas específicas al profesorado, monitores de los comedores e, incluso, a padres y madres en general; y organizar talleres concretos, más dinámicos, para el alumnado, de modo que interioricen la situación con la que deben vivir sus compañeros celíacos.

"Es necesario que los monitores y profesores sean conscientes de que pueden haber casos de contaminación cruzada, el proceso mediante el cual un alimento libre de gluten entra en contacto con sustancias que lo contienen", ha explicado Apraiz, quien ha insistido en la necesidad de formar al personal de los centros escolares en torno a la manipulación de los alimentos.

La campaña pretende concienciar además al alumnado sobre la existencia de compañeros con necesidades nutricionales específicas, favoreciendo así la inclusión de los niños celíacos. He este sentido Apraiz ha subrayado que uno de los "mayores problemas" con los que se enfrenta un menor celíaco es "cómo manejar esta nueva condición en el centro escolar". Según ha explicado, el menor debe "tener una inclusión normalizada", dado que el niño celíaco "pasa muchas horas del día en el centro y está expuesto a numerosas actividades relacionadas con la comida, tanto en el aula como en el recreo y el comedor escolar".

Esta actividad formativa, que se alargará hasta octubre, se llevará a cabo a través de un programa financiado por la Federación de Asociación de Celiacos de España (FACE), que ha permitido la contratación de una profesional graduada en Educación Primaria y que es celíaca.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS