Como evitar que la celiaquía condicione las vacaciones

Pese al tiempo que llevamos de confinamiento, muchos ciudadanos han empezado a viajar de nuevo, saliendo de su zona de confort, comiendo fuera de casa, no conociendo los productos que se consumen, haciendo frente a novedosas legislaciones, tratabdo con personas que no entienden, o no son conscientes de la importancia de evitar los alérgenos, por no hablar de limitaciones del idioma...

Para que nadie se quede sin sus vacaciones y no tengan preocupaciones añadidas durante sus vacaciones, sería aconsejable seguir una serie de recomendaciones y advertencias aportadas por los expertos, con el objetivo de poder disfrutar de cualquier destino con tranquilidad y seguridad. Estas son las principales recomendaciones:

  • Alojamiento

Cuando se elija un alojamiento es necesario tener en cuenta las necesidades concretas. Si el hotel tiene una cocina que sepa manejar el tema de los alérgenos con seguridad, el viaje resultará mucho más tranquilo y siempre se podrá acudir allí para comer. Otra opción es cocinar tú mismo en apartahoteles o apartamentos.

  • Buffet

Es aconsejable valorar si es rentable la opción de desayuno incluido. La mayoría de las veces suele tratarse de bufés, que son la la pesadilla de la contaminación cruzada, dado que ni el servicio, ni los comensales suelen estar atentos a no intercambiar cucharas, juntar demasiado los platos en los que hay alérgenos con los que no, etc. En cualquier caso, si es la opción elegida, pero una vez allí no lo tienes claro, puedes aliarte con un camarero que te traiga las cosas directamente de la cocina.

  • Vuelos

La línea aérea que elijas es otro factor a tener en cuenta. No siempre cuidan igual el tema y, aunque prácticamente todas tienen la opción de menús libres de alérgenos, las experiencias de los viajeros recuerdan que es mejor ir preparado, ya que a veces, aunque hayan avisado durante la reserva del vuelo de sus requerimientos, o incluso en el embarque, la comida no sube a bordo, sube contaminada, o con unos alérgenos que no son los que corresponden. En este sentido es recomendable subir algo de comida propia a bordo, especialmente en los vuelos largos.

A parte de todo esto, la planificación es siempre una buena opción para garantizar un buen viaje a los celíacos, alérgicos o intolerantes. Para eso, será aconsejable incluir en la maleta:

  • Medicamentos

Antihistamínicos, inhaladores, inyectables de adrenalina... todo ello deberá ir en el bolso de mano. Habla con tu alergólogolo, cuéntale tu viaje y pídele un informe médico actualizado, y recuerda que siempre debes viajar con las recetas a mano, especialmente en el avión, donde te pueden poner problemas con las jeringuillas. Es mejor viajar con medicación propia que comprarla en destino, pero nunca está de más que conozcas los nombres genéricos de los medicamentos y su traducción al idioma del país que viajas por si lo necesitaras. También es aconsejabñe conservar el embalaje y los etiquetados de los medicamentos.

  • Tarjetas explicativas

Si vas a viajar a un país en el que no hablen tu idioma, debes llevar tarjetas en las que se explique por escrito la información básica tu celiaquía, qué hacer para evitar la contaminación cruzada, cuáles son las consecuencias y cómo actuar en caso de reacción alérgica. En la web de FACE o en la de Gluten Free Adventures disponen de tarjetas en varios idiomas que puedes descargar, aunque también se puede acudir a los blogs de las agencias de viajes o a las webs de las distintas asociaciones.

  • Identificación

Para los casos más complicados se puede barajar la opción de llevar una pulsera identificativa. Si se viaja en grupo, es aconsejable explicar a tus compañeros la alergia o enfermedad, y lo que deben hacer en caso de una reacción. Esto también te ayudará a que sean comprensivos cuando en el restaurante preguntes al camarero.

  • Seguro médico

Es aconsejable informarse de la posibilidad de viajar con un seguro médico e informarse de los hospitales de las ciudades que se van a visitar, y qué hacer en caso de emergencia.

  • Lista de restaurantes

Es aconsejable elaborar un mapa de restaurantes propio donde sabes que puedes comer, lo cual te dará mucha tranquilidad y te ahorrará mucho tiempo. Visita las webs de las asociaciones y grupos de apoyo para celíacos y alérgicos del país al que vas a viajar, porque allí podrás encontrar los mejores consejos y establecimientos. 

En cualquier caso, aunque lleves comida de casa, restaurantes seleccionados, tengas identificados alojamientos con cocina propia, lo normal es que llegue el momento de entrar en un restaurante y tengamos que cuestionar la confianza del lugar. Para ello, antes de sentarte a la mesa explica al camarero tus limitaciones y pregúntale si está preparado para atenderte.

Además, es interesante saber que los establecimientos de restauración colectiva de la Unión Europea deben ofrecer obligatoriamente información alimentaria sobre sus productos, y especialmente deben informar sobre los alérgenos de declaración obligatoria relacionados en el Anexo del Reglamento sobre Información Alimentaria al Consumidor.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones

Más noticias