Tarta de San Lorenzo, el postre tradicional de Valladolid, también sin gluten

La celebración de las fiestas patronales de Valladolid va a quedarse, como en tantos otros casos, en la intimidad de los hogares, lo que no significa que en esta ciudad renuncien a ponerle un punto dulce... y es que Valladolid presume contar con la Tarta de San Lorenzo como postre oficial, y en esta ocasión se cumplen veinte años desde que varios artesanos miembros de la Asociación Provincial de Empresarios de Confitería decidieran inventar este pastel especial que luce en los escaparates de los establecimientos asociados.

De esta manera, el postre de San Lorenzo se cuela en estas fechas en los hogares vallisoletanos convertido en un pastel para todos, porque desde 2008 se prepara también una versión apta para celiacos, una opción que está teniendo bastante aceptación y con la que se cubre una demanda de gran parte de la población.

La popularidad de este postre despuntó en el año 2006 con la organización de un reparto popular que este 2020 se cancela con motivo de la pandemia. Pero no hay que llevarse las manos a la cabeza porque gracias a las nuevas tecnologías y con un poco de imaginación acercar la esencia del momento se puede conseguir.

Hasta el 6 de Septiembre, se realizarán sorteos diarios de la Tarta de Nuestra Señora de San Lorenzo a través de los perfiles de redes sociales de la asociación de confiteros. En total, se sortearán 38 tartas de ocho raciones, dos tartas por cada una de los diecinueve establecimientos que participan.

En el diseño y la composición de la tarta de San Lorenzo, no se dejó nada a la improvisación. Porque hablando se entienden los pasteleros, el entonces presidente de la Asociación de Confiteros de Valladolid, Paco Hernández, de pastelerías Bombón, propuso una encuesta para saber qué ingredientes debería llevar este postre homenaje.

El patrón San Pedro Regalado ya tiene el suyo, la Corona de San Pedro Regalado, un roscón de hojaldre con mantequilla relleno con cabello de ángel, bañado en mermelada de albaricoque con azúcar, empanado y salpicado con almedras... y la Virgen no iba a ser menos, así que en el primer sondeo, entre 22 pasteleros obradores con tienda propia, para valorar la opinión de los maestros y la de vendedores, se determinó que llevaría hojaldre, crema y bizcocho de chocolate.

A partir de ahí se definieron los detalles. El hojaldre se decidió caramelizarlo porque la crema pastelera genera humedad por lo tanto el hojaldre se humedece y después no cruje. Para marcar la diferencia con otras cremas pasteleras y teniendo en cuenta que la parte superior era un bizcocho de chocolate, la crema de naranja le iba perfectamente. Para finalizar, un poco de azúcar glass, canela, un gajo de naranja azucarado y el distintivo, una chocolatina en la que se puede leer 'Postre de nuestra señora la Virgen de San Lorenzo'.

La primera gran degustación popular se llevó a cabo en 2006 con 4.000 porciones. La idea funcionó, los vallisoletanos participaron y desde entonces no han fallado a esta cita gastronómica. El pasado año se llegaron a repartir entre los miles de asistentes 7.000 raciones y a lo largo de los últimos catorce años se han distribuido cerca de 100.000 porciones.

Como novedad, en 2019, la tarta se pudo también degustar en las casetas de la Feria de Día tras el acuerdo con la asociación de hosteleros... aunque quedan para la memoria las grandes aglomeraciones y la larga espera, cuando el ambiente festivo se vivía en cada rincón, las charangas sonaban en la acera Recoletos, y el ansiado pastelito arrancaba una sonrisa en el primer bocado.

La propuesta de adelantar el reparto popular fuera de los días de fiesta fue bien acogido por los miles de asistentes que acudieron dispuestos a llevarse a la boca este dulce.

Este año, las cosas serán diferentes pero siguiendo con la iniciativa que comenzó hace seis años, la Asociación de Confiteros mantiene la colaboración con la Asociación de Sordociegos de Castilla y León, y se les hará entrega de las correspondientes raciones de la tarta para que este colectivo pueda saborear las fiestas.

Cumpliendo con la tradición, la Tarta de San Lorenzo se podrá adquirir desde el arranque de las fiestas hasta el 15 de septiembre en las confiterías asociadas. Los escaparates lucen el apetecible postre durante estos días dispuesto a ser compartido, pero en esta ocasión en un ambiente más íntimo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones

Más noticias