Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los celíacos.

Los efectos adversos que provoca abandonar el gluten

La celiaquía afecta en España a entre un 1 % y un 2 % de la población, por lo que los expertos destacan la importancia de diferenciarla de la intolerancia al gluten, que se caracteriza por determinadas reacciones adversas a esta proteína del trigo, el centeno y la cebada. Es decir, quien tiene este tipo de intolerancia no tiene porqué desarrollar celiaquía.

 

Ahora bien, independientemente del tipo de patología que te afecte, el gluten tiene diferentes efectos en el organismo, que afectan a cada persona de una manera distinta. Te aportamos a continuación algunos de los efectos adversos que se producen cuando por razón de la celiaquía o la intolerancia, es necesario eliminar de la dueta el temido gluten:

  • Ganar o perder peso

Las personas que padecen celiaquía pueden dejar de absorber con normalidad vitaminas y minerales, que son clave para una una correcta nutrición, tales como el ácido fólico, el hierro o la vitamina D, hasta el punto de que de no tratarse correctamente, podría llegar a neutralizar la capacidad del cuerpo de utilizar correctamente grasas y carbohidratos, lo que se traduciría en una pérdida de peso.

Una revisión de 2019 publicada en la revista BMC Medicine asegura que una dieta sin gluten podría hacer que los pacientes celíacos desnutridos aumentaran su peso, ya que algunos productos sin gluten tienden a tener un alto contenido de grasas vegetales.

Por el contrario, y aunque parezca incongruente, también podría ayudar a las personas a perder peso. Según otro estudio pubicado en 2010, una dieta sin gluten ayudó a los adultos a los que se les había diagnosticado recientemente la enfermedad celíaca a normalizar su peso, aunque esto afectaba en mayor medida a las personas que sufren sobrepeso.

  • Provocar estreñimiento

Cuando renuncias al gluten, también lo haces a algunos productos elaborados con harinas integrales que suelen proporcionar una cantidad sustancial de fibra. El pan u otros artículos de panadería sin gluten no contienen tanta fibra, por lo que es importante obtenerla de alimentos de origen vegetal, tales como legumbres, nueces, semillas o incluso pan integral sin gluten. De lo contrario, podrías sufrir estreñimiento de forma regular.

  • Podría reducir la absorción de vitaminas y minerales

Si eres sensible al gluten o intolerante, no tendrás tanto problema para absorber todos los nutrientes de los alimentos como las personas celíacas. Sin embargo, al cambiar a una dieta sin gluten, es posible perder ingesta de vitamina B, hierro y otros micronutrientes que se encuentran en los productos que están hechos a base de trigo. Para evitarlo, siempre se puede completar la alimentación con frutas y verduras frescas, pescado y legumbres, que son alimentos naturalmente ricos en vitaminas del complejo B, como por ejemplo: aguacate, garbanzos, salmón y espinaca.

  • Puede reducir la inflamación

Uno de los signos más comunes de intolerancia al gluten es la inflamación, que además puede provocar molestias digestivas como el estreñimiento o la diarrea, e incluso puede llegar a causar dolor articular y muscular. Cuando detectas el problema y lo eliminas de tu dieta, en este caso, el gluten, el cuerpo vuelve a su estado natural, se desinflama y se regula a nivel intestinal de nuevo. Si tuvieras dolor muscular o en las articulaciones, también se reduciría, incluso hasta desaparecer.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones

Más noticias