Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los celíacos.

Los celíacos defienden que la subida del IPC de los alimentos les afecta especialmente

Los celíacos se enfrentan diariamente a los altos precios marcados en los alimentos especiales para su condición, cuestión que en la actualidad se ve agravada con el aumento del coste en la cesta de la compra debido al disparo del Índice de Precios de Consumo (IPC), que ha subido su tasa interanual hasta el 5,5 %.

 

Este hecho afecta a numerosas familias con uno o varios miembros celíacos, que se ven obligados a gastar gran cantidad de dinero en un bien de primera necesidad como es la comida sin gluten.

En este sentido, los celíacos canarios, representados por la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de Santa Cruz de Tenerife (ACET) han participado en un artículo publicado por el diario local Atlántico Hoy en el que han lamentado, tras recordar que en Canarias hay más de 22.000 celíacos, lo que equivale al 1 o 2 % de la población, que este alza en los precios de la alimentación les afecta directamente.

Desde la organización canaria defienden que normalmente el coste de este tipo de alimentos está por encima del precio de los productos normales, que desde la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) estimaban hasta ahora en 935 euros al año, pero lamentan que ahora seguramente será necesario revisarlo al alza.

Los productos en los que más se ha notado esta subida de costes son el pan rallado, las galletas de chocolate y las magdalenas. A estos les sigue la harina, el pan o las tartas. "Esto pasa cuando hay un celíaco en la familia, pero lo habitual es que sean varios miembros los que padezcan este trastorno, lo que representa un gasto aún mayor", han comentado desde la ACET.

Fuentes de la organización canaria han insistido en que los afectados por celiaquía no cuentan con ningún tipo de ayuda o subvención estatal a diferencia de otros países donde se han establecido medidas para ayudar económicamente el coletivo celíaco, de forma que "quiénes padecemos intolerancia tenemos que seguir costeando la comida, nuestro único tratamiento. No contamos con ayuda a pesar de los altos costes que suponen los productos sin gluten", argumentan desde ACET.

Además, defienden que, debido a la difícil situación económica del momento, reciben bastantes llamadas de afectados solicitando algún tipo de ayuda. "Tenemos un proyecto de acción social en el que ofrecemos a estas personas ayudas con compras realizadas por nosotros mismos cuando podemos", concluyen.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones

Más noticias