Llegan las primeras pajitas sin gluten comestibles

Beber un refresco, un café helado o una copa con un toque ecológico es posible gracias a las primeras pajitas comestibles sin gluten que se comercializan bajo en nombre de Canú.

Estas cañitas están elaboradas a base de pasta de maíz, sin gluten y sin organismos genéticamente modificados, con lo que tras acabar la bebida, se pueden comer; aunque otra alternativa es tirarla con toda tranquilidad para que se la coman los peces.

El maíz con el que están hechas estas pajitas está cultivado con abonos naturales y sin emplear ningún tipo de veneno; por lo que son biodegradables y constituyen un regalo para el medio ambiente, ya que contribuyen a conseguir un mar más limpio y libre de plásticos.

Este novedoso producto, que se acaba de lanzar al mercado, se puede encontrar ya en algunos restaurantes, bares y locales de copas, y contribuye a disminuir la utilización de plástico de un solo uso.

Canú responde de esta manera a la llamada de los pescadores, conscientes de la necesidad de eliminar los plásticos del mar, al tiempo que sirve de alimento saludable a los peces. Así que con la utilización de estas pajitas, el consumidor concienciado con la protección del medio ambiente puede hacer un gesto más que contribuya a paliar el deterioro del planeta.

Estas pajitas comestibles están especialmente pensadas para beber todo tipo de líquidos fríos como refrescos, batidos, cafés o combinados; y la duración estimada de la pajita en el vaso es de unas 3 o 4 horas.

Las pajitas de Canú están disponibles en dos colores: negras, que están elaboradas con pasta de maíz y arroz negro; y de color maíz, único ingrediente.

El tamaño de las Canú de maíz es de 15 o de 17 centímetros de longitud, con lo que se adaptan a todo tipo de vasos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos