Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los celíacos.

Oliba Green Beer, la primera cerveza de oliva del mundo, que no tiene gluten

Oliba Green Beer es una cerveza sin gluten de color verde, con un aroma único que transporta al consumidor a los campos de olivos y con un sabor excepcional con toques de oliva... y está elaborada en España.

 

De esta manera, Oliba Green Beer es una cerveza artesana sin gluten elaborada con ingredientes 100 % naturales, tales como agua, maltas de cebada y trigo, copos de cebada, lúpulo, levadura y oliva, por lo que no cuenta con conservantes, azúcares y su gasificación es la natural de la primera fermentación.

El fundador de este proyecto es Iván Caelles Colomés, un ingeniero agrónomo y productor de aceite de oliva virgen extra en el Valle de Barcedana (Lleida), que califica a Oliba como “la bebida mediterránea de los Pirineos”, ya que el agua base proviene del Noguera Ribagorzana, que nace en el Pirineo y que baña la orilla oeste del Pallars Jussá, la comarca donde crecen sus olivos.

Según reconoce el equipo creador de esta novedosa cerveza apta para celíacos, “está pensada para todos los públicos y hemos comprobado que gusta tanto a los amantes de la cerveza como a aquellos que no son bebedores habituales”.

Para su elaboración se ha seguido el estilo Bohemian Pilsner, originario de la República Checa, por lo que se han utilizado maltas pils de alta calidad y lúpulos checos como el saaz para ofrecer un producto con un 5 % de alcohol, refrescante y suave.

Destaca el hecho de que es una cerveza sin gluten, lo que no afecta a su sabor y la convierte en apta para celíacos. En cualquier caso, lo primero que sorprende al echarla en el vaso es su color verde, que recuerda al aceite de oliva virgen extra recién extraído, convirtiendo este brevaje en una cerveza brillante y transparente, con una espuma cremosa, blanca y persistente.

Según explican desde la propia empresa, “en la primera capa olfativa detectamos trazas de oliva y notas sutiles de hoja de olivo; el lúpulo aporta toques florales y especiados perfectamente combinados entre ellos. En boca es muy agradable, suave y refrescante, se aprecia la malta pils y las notas especiadas del lúpulo saaz, pero lo que más sorprende son las trazas que recuerdan a un aceite de oliva virgen extra de gran calidad, dejando una delicada untuosidad con un retrogusto limpio y seco que invita a dar otro sorbo”.

Para el técnico cervecero creador de la receta de Oliba, Miquel Simón, trabajar con la oliva como ingrediente para una cerveza ha supuesto todo un reto, pero “después de muchas pruebas e inversión en I+D, el resultado representa un auténtico éxito tanto profesional como personal”. De esta manera, el equipo al completo ha dedicado muchos meses de trabajo y esfuerzo “a crear esta cerveza que nosotros consideramos moderna, experimental y transgresora tanto por los ingredientes que contiene y que le aportan un sabor y un color muy personal y diferenciador, como por lo que representa: un territorio (el Valle de Barcedana) y un estilo de vida mediterráneo”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos