Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los celíacos.

Castañas, el superalimento de temporada sin gluten que fortalece tus defensas

Es tiempo de castañas, un superalimento sin gluten lleno de nutrientes que contribuyen a fortalecer las defensas y que constituyen un manjar cargado de energía para afrontar el otoño y el invierno, ya sean crudas, asadas o cocidas.

 

La castaña es el fruto del castaño, un árbol propio del hemisferio norte, que desde la antigüedad se ha costituido como un alimento esencial en épocas de hambrunas, ya que entonces su harina se utilizaba para hacer pan como sustituta de las harinas de cereales.

Hoy en día, su harina libre de gluten, es una alternativa ideal en la preparación de alimentos para celíacos, y con ella se puede hacer con ella bizcochos, pasta, pan y postres que lleven harina, como flanes o cremas pasteleras.

Ls castañas tienen mucho azúcar, pero aportan menos calorías que otros frutos secos y son muy saciantes, porque poseen mucha fibra; de modo que podemos concluir que su consumo no solo es compatible, sino también recomendable en dietas de adelgazamiento. Así las cosas, tres o cuatro castañas son suficientes para saciarte y para beneficiarte de sus propiedades, que son muchas.

Son la mitad de calóricas que las almendras o las nueces, por ejemplo, al tiempo que mucho más saciantes, con lo cual es difícil comer tantas como para que se refleje en la báscula.

El hecho de que sus carbohidratos sean complejos hace que se tarde más en digerirlas y te sacien más, motivo por el que pese a su alto contenido en azúcar, son recomendables tanto para personas que padecen diabetes como para quienes siguen una dieta de adelgazamiento.

Una docena de castañas asadas, por ejemplo, aporta 167 calorías, un 10 % más de hidratos que la pasta o el arroz y una sexta parte de la fibra necesaria al día, siempre teniendo en cuenta que la fibra es importante para controlar el nivel de colesterol, evitar el estreñimiento y prevenir cánceres como el de colon.

Otro de los puntos fuertes de las castañas es su contenido en inulina, una fibra prebiótica que alimenta la microbiota intestinal y que ayuda a mejorar la absorción del calcio y del magnesio, dos minerales que refuerzan los huesos.

Además, contienen más ácido fólico que cualquier otro fruto seco, lo cual la hace muy recomendable para embarazadas, niños y adolescentes en edad de crecimiento.

La castaña sobresale también por su aporte en vitamina C y en manganeso, ambos elementos importantes para reforzar las defensas. En 100 gramos de castañas encontrarás la misma cantidad de vitamina C que en 100 gramos de naranja. El manganeso, por su parte, es un mineral que aporta energía y resulta esencial para el sistema inmunitario.

Además, por su alto contenido en vitaminas del grupo B y en hidratos, la castaña favorece el bienestar emocional.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos