Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los celíacos.

Durazno & Chajá, una pastelería sevillana para los celíacos golosos

Durazno & Chajá es una repostería sevillana ubicada en un espacio cargado de personalidad y regentado por Isabela Recuero, donde los celíacos e intolerantes a la lactosa pueden olvidarse de las privaciones, puesto que todo lo que venden está pensado para ellos.

 

Torrijas, tartas, dulces, pan, empanadas saladas... se trata de productos completamente artesanos elaborados en el mismo obrador y a la vista de todo el que entra, elaborados con mimo por Isabela, que llegó de Uruguay con su familia hace unos 20 años y tras instalarse en Sevilla y cuando a su marido le diagnosticaron celiaquía empezó a cambiar los hábitos alimenticios de toda la familia.

Hace algunos meses, esta necesidad se materializó en Durazno & Chajá donde aplicó todo lo que había aprendido y decidió ofrecer al público sevillano las recetas que difícilmente se encuentran en las grandes superficies.

Aún así, su público no es sólamente intolerante, puesto que también se detiene mucha clientela que no tiene problemas alimenticios.

El nombre que eligieron para el local responde a la ciudad de Uruguay de la que proceden, Durazno, que también es el nombre de una fruta parecida al melocotón, mientras que chajá es un postre típico de su país.

Entre sus productos más destacados se encuentra el pan, que elaboran cada mañana. Hay pan sin gluten, sin lactosa e incluso sin levadura, variedad que elaboran un par de días a la semana. También hacen pan de arroz y tapioca, de trigo sarraceno, de quinoa o de chia.

Empezaron con unos pocos clientes en su lista de distribución y ya ha crecido hasta llegar a varias decenas, siempre a través de las redes sociales o del boca a boca. Isabela, que recibe la ayuda puntual de su marido Marcelo y de sus hijas Paula y Sol, además de Benjamín en el horno, es quien atiende en este coqueto espacio, donde destacan entre sus especialidades dulces como los lemon pie o las porciones de tarta red velvet, además de las minitartas de Santiago, tartas de maracuyá o unos alfacookies, una especie de alfajor relleno de dulce de leche.

Ahora que llega la época de las comuniones, han comenzado a elaborar galletas libres de gluten, pero también tienen chocolates 100 % cacao con los que elaboran trufas y porciones y cuando apriete el calor comenzarán a ofrecer helados libres de gluten y lactosa.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Restaurantes