Churros sin gluten en Roquetas de Mar

amanecerroquetasLos celíacos de Roquetas de Mar y aquellos que visiten esta localidad almeriense están de enhorabuena... y es que ha abierto recientemente sus puertas la churrería-cafetería Amanecer, un nuevo establecimiento que oferce una amplia gama de productos sin gluten.

Su dueño, Antonio Pomares, ha explicado cómo surgió la idea: “Yo tengo un niño de 11 años que es celíaco desde los 18 meses y de ahí surgió la idea. Al quedarme en el paro, pensé en montar una churrería y, por qué no, hacerlo todo para celíacos también. Los churros están hechos con harina de maíz y, aunque hacemos churros normales también, todo se hace de forma totalmente independiente para que no se contaminen ya que, aunque no lo parezca, es una enfermedad grave”.

Cuenta La Voz de Almería que hasta el momento se trata de un establecimiento único en España. “No hay una churrería similar en nuestro país. Imagino que, poco a poco, si consiguen dar con la receta, surgirán en más sitios”, ha destacado Pomares.

Evidentemente, el sabor de los churros para celíacos es un tanto diferente al normal pero, a la vez, muy similar. Y están deliciosos. La receta, que Pomares no quiere desvelar, es todo un manjar para las personas con esta enfermedad.

El otro día vino un chico de Huércal-Overa y otro de Mojácar. Vinieron varios amigos con ellos y comieron todos churros de celíacos para probarlos. Quedaron encantados porque hemos conseguido una muy buena textura. Normalmente el pan y bollería para celíacos son abizcochados y nosotros hemos sacado una receta lo más parecida al churro. Están muy contentos y tenemos a muchos clientes que vienen desde El Ejido, Almería...”.

Además, no es solo parte del desayuno. “La ventaja para los celíacos es que los churros los pueden comer por la mañana y por la tarde porque, al congelarlos, enchufo la freidora y listo”.

La base de los churros para celíacos es la harina de maíz. “Hemos conseguido que las cantidades de agua, sal... sea la idónea para que los churros sean lo más parecidos a los tradicionales. De hecho, si la cosa sigue así, estoy planteándome la posibilidad de hablar con las grandes superficies para ofrecerles los churros. Porque el pan se vende, los embutidos también pero churros congelados, con ese sabor, no los hay aún”.

En cuanto al precio, la diferencia que hay es poca. “Nos intentamos ajustar al máximo posible. Por ejemplo, por 5 tallos de churros normales cobramos 1 euro. Por el de los celíacos, es 1,5. Son 50 céntimos de incremento pero no es mucho si tienes en cuenta que 1kg de harina normal vale 40 céntimos mientras que 1kg de harina para celíacos vale más de 5 euros”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS